clara ximena salcedo
Nación

Quién es Clara Ximena Salcedo, la juez que ordenó la libertad para Uribe

La joven abogada tuvo la responsabilidad de tomar una decisión que se puede considerar como una de las más delicadas en el ámbito judicial y político de los últimos años en Colombia.

Clara Xiemena se graduó de Derecho en la Universidad Nacional en 2017, cuando Uribe terminaba su tercer año en el Senado. Salcedo llegó a apoyar el despacho del magistrado José Francisco Acuña en la Sala Penal de la Corte Suprema. Y en marzo de 2018, mientras Salcedo apenas concursaba por un cupo para oficiar como jueza penal municipal, la investigación contra Uribe apenas arrancaba.

Al despacho de la jueza 30 de garantías de Bogotá llegó de forma aleatoria el caso del expresidente en esta primera fase procesal. La decisión de la togada de otorgar la libertad a Uribe se basó en que no puede haber detención sin imputación de cargos dentro de la Ley 906, por la que ahora se rige el caso.

Salcedo cumplió dos años en el cargo. Había 42 vacantes y ella logró uno de los puestos, luego de concursar exitosamente y gracias a sus méritos académicos. Fue nombrada juez en 2018, ocupando el puesto 16. Hasta el momento, sus procesos en curso estaban relacionados con determinar si las investigaciones que realiza la Fiscalía cumplían con los requisitos de la ley.

Previamente, la joven abogada se desempeñó como asistente 33 de la Corte Suprema en donde trabajó en el despacho del magistrado Francisco Acuña.
Con el advenimiento del juicio al expresidente Uribe, había muchos desafíos. Todos los ojos estaban puestos en ella, ya que su decisión podía cambiar enormemente el proceso. Tras realizar un concienzudo análisis de los argumentos de lado y lado, definió acabar con la medida de aseguramiento que por orden de la Corte Suprema pesaba sobre el líder del Centro Democrático.

En la audiencia del jueves demostró su talante. Uno de los momentos clave fue el regaño al ex fiscal general Eduardo Montealegre y al ex fiscal adjunto Jorge Perdomo, quienes habían solicitado la suspensión de los procesos judiciales por necesitar tiempo para conocer la investigación del expresidente en la Corte Suprema el año pasado.

Salcedo respondió negativamente a esta solicitud, diciendo que no creía que la audiencia debiera suspenderse e incluso mencionó posibles «tergiversaciones» por parte de Montealegre y Perdomo. Respecto al asunto, la juez dijo: «No no es necesario realizar la suspensión de una audiencia de cara a la cual hay un objeto precisamente establecido, frente al cual no existen dudas de su propósito, su finalizada, su justificación teológica, que es perseguir el restablecimiento del derecho fundamental a la libertad, afectado en cabeza del Dr. Álvaro Uribe Vélez”.


Sin embargo, esta no es la única reprimenda contra el ex fiscal general. También exigió respeto por los demás partidos. «Yo le solicito, doctor Montealegre, de manera muy respetuosa, sin que ello suponga naturalmente una afectación frente a la manera como deba usted o considere sea preciso presentar sus argumentos y su proposición, que por favor lo haga en términos muy respetuosos frente a las partes presentes”. Comentó.

Antes de llamar la atención, Montealegre cuestionó la solicitud, a esto quiso responder el abogado defensor de Uribe, Jaime Granados, pero Salcedo tomó el control de la situación y enfatizó que no se trataba de las palabras que literalmente estaba usando, sino del contexto en que las estaba expresando. Montealegre se había referido a Gabriel Jaimes como “el filósofo del derecho” y a Granados como “el inminente (sic) letrado” en tono irónico.

Una de las características más destacadas de Salcedo en la diligencia fue su integridad y su carácter en medio del encuentro, involucrando varios aspectos, no solo por el contenido discutido, sino también por el personaje involucrado. A lo largo de la audiencia, no permitió que ninguna de las partes la provocara o intimidara, sabiendo incluso que algunos de los presentes podrían ser referentes de la joven abogada.

Más allá del reconocimiento a Salcedo en la audiencia del jueves, su verdadera prueba de fuego se concentró en la notificación que todos esperaban: si dejaría en libertad al expresidente Álvaro Uribe. Esta decisión basada únicamente en la ley es la que tiene conversando a medio país. La jueza Salcedo determinó que lo surtido ante la Corte Suprema, cuando el expresidente aún era senador y se le juzgaba por la Ley 600 de 2000, no era equiparable con la imputación que requiere la Ley 906 de 2004 ahora que no goza de su condición de aforado. Su explicación fue clara y concisa.


Quiero Compartir Esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 thoughts on “Quién es Clara Ximena Salcedo, la juez que ordenó la libertad para Uribe

  1. Gracias doctora Clara Ximena por hacer que ciudadanos del común creamos en la justicia, la nueva sangre del poder judicial tiene en sus manos rescatar a credibilidad en uno de los poderes escenciales para el sostenimiento de la democracia.

  2. GRACIAS HONORABLE JUEZA POR DEVOLVER A LOS COLOMBIANOS LA CONFIANZA EN LA JUSTICIA . DEBERÍA SER PRESIDENTA DE LA CORTE SUPREMA Y SACAR TODOS LOS JUECES CORRUPTOS,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *