Fecode
Opinión

FECODE: PROTESTA SOCIAL O ANARQUIA Y CAOS?

#FecodeIrresponsable

La Federación colombiana de Educadores, FECODE, que agrupa a todos los sindicatos filiales de los maestros en Colombia, se ha convertido en los últimos tiempos en el instrumento por medio del cual la izquierda radical y el comunismo colombiano han pretendido desestabilizar el país y al gobierno del presidente Iván Duque Márquez, de corte uribista y respaldado por su partido, el Centro democrático.

Las directivas de “FECODE” vienen siendo instrumentalizadas y actúan como punta de lanza de todas las protestas que ha querido montar un sector de la oposición política de filosofía comunista en el país, siendo esta federación sindical la que encabeza y organiza la mal llamada “protesta social”, que de protesta social es poco lo que tiene, ya que de estas protestas, lo que se deriva es la violencia, la anarquía y el caos, fundamentos conceptuales sobre los cuales se cimenta el comunismo.

Es común escuchar a FECODE diciendo a toda hora que, los docentes y maestros estarán en cese de actividades, paros, “protestas sociales”, reclamando toda clase de beneficios “sociales”, persiguiendo al gobierno por lo que hace y por lo que no hace, pero NUNCA protestan por la mala calidad de la educación que ellos imparten a los estudiantes colombianos, caldo de cultivo de la ignorancia y el atraso que vive el país en materia educativa, económica y social. Solo basta con revisar los resultados de las pruebas ICFES de los colegios oficiales del país o los resultados de las pruebas Pisa, donde ocupamos deshonrosos lugares en esos escalafones. No entendemos por qué estos temas de la mediocridad educativa, nunca se trata en estas “protestas sociales callejeras”, ni en las famosas “mesas de negociaciones” forzadas a las que los docentes y maestros a través de FECODE imponen al gobierno en todas sus instancias.

Se escucha decir en estos momento, que esta federación de maestros esta planificando unos “plantones” y “protestas”, para los días 4 y 11 de junio de 2020, dizque con la finalidad de obligar al gobierno a “dialogar” con ellos; Diálogos que al resultar producto de la presión, la imposición y el chantaje, lo que conducen es a anarquizar al país en momentos tan difíciles como los que hoy vive Colombia como consecuencia de una pandemia tan agresiva, como lo es el Coronavirus o Covid-19.

Todos sabemos en el país, que estas protestas son más la expresión política de unos grupos de izquierda radical en oposición, que una verdadera protesta social, donde en realidad se reclamen asuntos concernientes al gremio educativo y a su desempeño eficiente en materia educativa; en esta “protesta social” se ventilan asuntos políticos ajenos a la educación y al gremio de educadores, y que lo que buscan en realidad, es generar anarquía y caos, preparando a la gente para un descontento social general, que aspiran capitalizar estos grupos anarquistas en las próximas elecciones presidenciales.

Es tanta la obsesión y el desespero por parte de estos grupos políticos de izquierda por tomarse el poder, con FECODE a la cabeza como instrumento de perturbación, que ni siquiera son capaces de entender y comprender la verdadera magnitud del momento que vive el país en materia de salubridad, donde muy a pesar que estamos en planes y programas de control y mitigación de la pandemia, con cuarentenas, toques de queda y distanciamiento social, estos “lideres de la educación”, desafían las recomendaciones de las autoridades y al contagio mismo del virus, programando plantones y movilizaciones, de forma imprudente e irresponsable. Para esto, los educadores si pueden salir a las calles a la tal “protesta social”, pero cuando el Ministerio de Educación insinúa volver a clases presenciales, ahí si exigen los maestros respeto a su salud, a sus vidas y al derecho de quedarse en casa.

Todas estas posiciones resultan tan encontradas, que aquí solo resta concluir, que estas “protestas sociales” solo buscan generar desconcierto, ANARQUIA, CAOS Y VIOLENCIA, para que la sociedad colombiana reaccione contra sus autoridades, bajo el sofisma de las necesidades sociales, que en ningún caso defiende el comunismo nacional ni el internacional. Para muestra, ahí tenemos a Venezuela, Cuba o Nicaragua, países que mueren producto de su propio invento comunista o socialista o como se quieran llamar o disfrazar, los anarquistas radicales.

Creemos que es hora de que el presidente Duque, asuma el control de estas situaciones de libertinaje sobre las que se mueven estas organizaciones sindicales, sirviendo de entidades instrumentalizadoras del desorden, la violencia callejera, la anarquía y el caos, que destruye el transporte, los establecimientos comerciales, la movilidad ciudadana, la libre circulación y otros.

El gobierno nacional debe revisar esas facultades excesivas con las que se mueven estas organizaciones sindicales, que prácticamente viven en un mundo de libertinaje donde ellos hacen lo que les da la gana, porque no tienen control y así pueden violar los derechos de las demás personas, poniendo en estado de indefensión a la sociedad y al país, al mejor estilo de los grupos subversivos.

Señor presidente; llegó la hora de hacer uso del estado disciplinante, para controlar estos brotes de ANARQUIA y CAOS, que camuflados bajo el ropaje de la tal protesta social, quieren subvertir el orden publico y generar una nueva ola de violencia, quizás mayor que las que ya hemos vivido en Colombia. En la constitución tiene usted todas las herramientas que le permiten conjurar esta otra pandemia social, que también amenaza a la sociedad y al país; presidente, llegó la hora de actuar. Todavía estamos a tiempo.

Quiero Compartir Esto
  • 710
  • 450
  •  
  •  
  •  
    1.2K
    Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *