Opinión

«GADEJO» político

Por El Imprudente

Las críticas constructivas con argumentos siempre deben ser bienvenidas. El debate y la disertación son esenciales; no solo para la democracia, pero también para el conocimiento. Es necesario que existan dos elementos para generar armonía y sea posible que esas discusiones lleguen a buen puerto: respeto y una buena intención de las partes. Es notorio cuando una de las partes no tiene respeto ni buenas intenciones: la idea no es construir, es destruir.

En Colombia, existen distintos grupos que viven criticando todo de manera diaria. Se ven extremos; existen los de las críticas constructivas y los que lo usan como estrategia para sacar provecho político. Algunos no solo lo aprovechan para su beneficio, pero también les sirve para sacarse las espinas de las pasadas derrotas electorales.

Existe una aglomeración en el centro de esos distintos grupos; estos personajes viven en una nostalgia permanente desde que Santos entregó el poder en 2018. Vivían en Suiza durante los 8 años del gobierno Santos, pero ese 7 de agosto amanecieron en Colombia por arte de magia. Algunos afectados por el tema «la paz» y otros que vieron afectado su bolsillo con el cambio de gobierno. Obviamente se hicieron los brutos, ciegos y sordomudos con los problemas que dejaba Santos. ¿Lealtad o conveniencia política? De igual manera traducida en criticar por criticar.

«La paz» es un capítulo especial en esta historia. Dado que tiene dos grandes aspectos: uno político y otro monetario. En lo político, especialmente el brazo político de las FARC vive en una constante frustración. Ellos creen que, con el simple hecho de firmar el acuerdo, las FARC ya cumplieron con «la paz». Incluso deben pensar que los colombianos le quedamos debiendo a las FARC, como si los beneficios que recibieron fueran poco. Y ahora tienen un presidente que les exige cumplir sus compromisos y no les queda más que molestar.

Ni hablar de los contratistas de «la paz» y de Santos; desde periodistas hasta organizaciones «sin ánimo de lucro». «La paz» no solo fue lucrativa para los narcos, «los pacíficos» también recibieron su tajada. Eso del IVA al 19% y la venta de ISAGEN, entre otras medidas económicas no fue solo para jodernos. Los periodistas recibieron por partida doble; multimillonarios contratos para medios y algunos, afortunados, incluso viajes en aviones oficiales. Un medio en particular dependía de sus contratos con el gobierno Santos, ahora tiene temporadas donde hacen «vacas».

No existe Santista gratis. Políticos cuyos nombres están plasmados en el famoso «Computador de Palacio». Servían para cumplir órdenes de Palacio en el congreso y para ganar una reelección. ¿Quieres eran los más felices con la estrategia «presupuesto por votos / votos por presupuestos»? Basta con ver quienes fueron el ÑOÑO y el MUSA para la reelección de Santos. Sin «mermelada» algunos políticos no están felices con el gobierno Duque.

Existe un grupo de personas que buscan sacar provecho político de sus constantes críticas y lo hacen como parte de una estrategia para llegar al poder. El Petrismo necesita de situaciones de caos, paros, marchas violentas e incluso muertes. Es la única forma de vender su modelo socioeconómico. Supuestamente «nuevo modelo», pero sabemos que es el mismo neopopulismo de Venezuela. Ilusionados por las encuestas y redes sociales, sueños que terminaron trucados por la realidad electoral. Criticar por criticar cae perfecto en los planes (y para sacarse la espina de la derrota), incluso si tiene que decir mentiras o inventar cualquier cosa.

Es normal tener ciertas críticas al gobierno Duque, personalmente tengo algunas. Pero es importante separar e identificar las críticas constructivas de las ganas de joder de algunos. Para algunos es la forma de afrontar la frustración, para otros es parte de su estrategia política. Algunos despertaron ese 7 de agosto a joder al gobierno entrante. Otros despertaron antes, gracias a que terminaron jodidos por el uribismo en las consultas interpartidista para presidente y la elección de congresistas.

Quiero Compartir Esto
  • 258
  • 316
  •  
  •  
  •  
    574
    Shares

One thought on “«GADEJO» político

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *