Opinión

HAY DOLOR DE PATRIA EN LAS BASES ELECTORALES DEL C.D.

Por: Manuel Ruiz G. 

El procedimiento utilizado para la escogencia y designación del candidato único a la presidencia de la república para el periodo 2022-2026, del partido Centro Democrático y sus sorprendentes resultados, ha dejado un fuerte descontento en los electores de ese partido, ahora llamados, “Las bases del Uribismo”. Todo indicaba que la precandidata María Fernanda Cabal, sería ungida en la convención nacional del partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez, como la candidata oficial y única de este partido, a la presidencia de la república para las elecciones de 2022, pero cuando resultó elegido contra todos los pronósticos, Oscar Iván Zuluaga, “Ahí fue Troya”.

El procedimiento utilizado fue, el de unas “consultas de opinión” o “encuestas” y una ulterior aclamación en la convención nacional del partido, Centro Democrático. En su oportunidad, los resultados de esas “Consultas”, arrojaron un veredicto inesperado y no estuvieron acordes con el sentimiento y el sentir de la gran mayoría de los seguidores del Expresidente Álvaro Uribe, lo que genero inconformidad y desconfianza en esa colectividad, al punto de que esos resultados y esas “consultas” fueron cuestionadas fuertemente en medios de comunicación y en redes sociales, donde siempre han estado aclamando a la senadora María Fernanda Cabal, como su candidata oficial y única a la presidencia y se oponen a la elección de Oscar Iván Zuluaga, para que sea candidato oficial a las elecciones de mayo de 2022 por el C.D.

Los jefes máximos del partido, su junta de parlamentarios y sus voceros en los medios de comunicación y redes sociales, han tratado de persuadir a los descontentos e inconformes con este resultado, haciéndoles ver y creer que, todo fue transparente, serio y real, tal y como había sido contratado; Pero los comentarios y algunos hechos no explicados oportunamente y a satisfacción, han hecho pensar a los inconformes que, contra todos los pronósticos, aquí las cosas no están del todo claras y explicadas. Esto generó la desconfianza en el proceso y por ello, los comentarios de los derrotados en el sentido de que, en este proceso pudo haberse dado la existencia de un fraude con el que truncaron la carrera presidencial de María Fernanda Cabal, en un hecho sin precedentes en el Uribismo, razón por la cual sus más encarnizados y fieles seguidores, se sienten traicionados y excluidos de la toma de decisiones al interior de un partido que se dice ser “democrático.”

Todas las irregularidades que ya se han conocido, respecto de las encuestas rechazadas, las ciudades que intervinieron en esas encuestas y las llamadas selectivas para esas encuestas desde una base de datos poco creíble, han sido el detonante de todo este malestar.

Malestar que hoy tiene contra las cuerdas al partido centro democrático del expresidente Uribe y en riesgo de hacer el ridículo en las elecciones de marzo, cuando se llevará a cabo la consulta interpartidista, donde muy probablemente los resultados electorales a favor de Oscar Iván Zuluaga, no serán relevantes para mantener una candidatura única del C.D., tal vez haciendo el ridículo ante resultados probables de Alex Char y Federico Gutiérrez, hacia donde están migrando los Uribistas que dicen sentirse defraudados, con las encuestas que arrojaron la escogencia de Oscar Iván Zuluaga.

Y no es para menos; El descontento de la gente es total, si se tiene en cuenta que durante todo el tiempo en el que, el anarquista Gustavo Petro tuvo incendiado al país en los meses de abril, mayo y junio de este año 2021, para solo citar ese evento de los tantos que han ocurrido en el mandato del presidente Duque, la única persona del centro democrático que de verdad enfrentó y puso la cara y el pecho al movimiento terrorista engendrado por los comunistas criollos, en cabeza de Gustavo Petro, Gustavo Bolívar, Cepeda y las Farc, fue la Senadora María Fernanda Cabal.

Los enfrentó en el país y los confronto y enfrentó en el exterior, cuando viajó a los Estados Unidos y a Europa, a desmentir todas las falsedades y calumnias de este neo comunismo terrorista y anarquista. Gracias a ella y a sus intervenciones, se detuvo la campaña de desprestigio orquestada en contra del estado colombiano, de su fuerza pública, de su gobierno y hasta de su sociedad.

La Senadora y precandidata Cabal recorrió al país llevándole el mensaje de aliento a los colombianos, diciéndoles que el centro democrático del Dr. Álvaro Uribe Vélez, no permitiría que el terrorismo comunista se tomara al país y que por eso ella estaba en esa lucha, al mejor estilo del Dr. Uribe en sus mejores momentos, lo que la convertía a ella en la sucesora legitima del legado de Uribe Vélez. Así lo ha entendido el pueblo de Colombia y especialmente, los Uribistas, que claman por una persona que asuma el control del país y que sea capaz de atreverse a imponer la autoridad, el control y el orden, que hoy no existe en el país y por eso el avance del terrorismo urbano con fines electorales, en detrimento del bienestar de la sociedad en todos los ámbitos: Económico, social, seguridad y bienestar.

Mientras todo esto ocurría: El país incendiado, sin autoridad, sin control, sin presidente y con el terrorismo urbano envalentonado y avanzando contra nuestra sociedad y la economía del país, no aparecían los pronunciamientos generados de forma vertical tendientes a enfrentar esta arremetida violenta de los candidatos comunistas, que implementaron esta estrategia de campaña política para acceder a la presidencia de la república y tomarse el poder por la fuerza. En esos momentos, ¿dónde estaría el hoy candidato único del C.D, Oscar Iván Zuluaga, que nunca apareció en escena para defender a sus electores, a la sociedad, al país, al estado y especialmente a su presidente Iván Duque Márquez, que lo tenían acorralado y contra las cuerdas los comunistas cocaleros y “mingueros”.?

Suponemos que debía estar escondido en algún lugar del planeta, posiblemente con miedo al vandalismo comunista que acá en Colombia se vivía en esos momentos. No se oyó su voz en contra de todo este pasaje turbio y violento que vivía el país, por cuenta de la perversidad y el ego de un candidato comunista, apoyado por las Farc, el Eln y el narcotráfico del Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Chocó, donde tiene gran influencia el candidato comunista. No hubo en esos momentos líder alguno de apellido ZULUAGA, que enfrentara o interviniera para defender al país.

No obstante, el “escondrijo”  de Oscar Iván Zuluaga, hoy candidato oficial del C.D., en ese pasaje critico de nuestra historia, Apareció una mujer de armas tomar, con carácter, con temperamento, conocimientos, con autoridad y vehemencia, con los pantalones bien puestos, de la talla y la marca de los que usa el expresidente Álvaro Uribe, llamada MARIA FERNANDA CABAL, quien enfrento de forma vertical, contundente y firme a estos terrorista y logro controlar la avanzada terrorista que se cernía sobre el país, que ya tenían tomada y secuestrada a ciudades como Cali, Bogotá y Buenaventura, donde con la complacencia de un alcalde comunista, destruyeron su economía, su seguridad y su libre circulación por vías y puertos del país.

Si, la Senadora María Fernanda Cabal, le puso el pecho a la brisa, enfrentó al narcoterrorismo en el país y en el exterior, corrió los riesgos y los peligros que implica enfrentar al terrorismo envalentonado, se ganó el aprecio y el reconocimiento del pueblo colombiano y de casi todo el Uribismo, nos preguntamos: ¿por qué no puede ser ella, MARIA FERNANDA CABAL, la digna representante del Uribismo y de la sociedad colombiana que ostente la candidatura y posiblemente la presidencia de la república, para las elecciones del 2022 y para el periodo presidencial 2022-2026, para que recupere el orden y la autoridad perdidos desde Juan Manuel Santos y continuada ahora en el gobierno de Duque?.

No entendemos ni vemos posible que, después de todo lo que conoce el país y que aquí hemos narrado en parte, llevado a cabo por la senadora Cabal, en defensa de la patria, ahora se le pague con semejante despropósito: Desconocerle de forma poco convincente todos los méritos que, de parte del pueblo y los electores, ella se había ganado: La Candidatura presidencial al interior del C.D, para las elecciones del 2022 y muy posiblemente la presidencia de la república, para el periodo 2022-2026. Todo lo anterior, para que al final saliera favorecido en esa escogencia, el personaje que paso de “agache”, que permaneció escondido en los momentos aciagos del país. Momentos críticos, generados por cuenta del terrorismo urbano de las Farc, el Eln, el narcotráfico y el comunismo, todos ahora en un solo contubernio político y electoral, para imponer presidente comunista en Colombia, donde la única voz cantante y sonante en confrontarlos fue la de la precandidata María Fernanda Cabal.

El Doctor Oscar Iván Zuluaga, es posible que sea una gran persona, distinguido, inteligente, conocedor de las matemáticas y teorías económicas, obediente, pero el momento actual para ser candidato y presidente de Colombia, no lo acompaña de a mucho, porque:

No ha hecho los méritos para ser candidato: No “frentío” al estilo Uribista y Cabal, a los narcoterroristas del comunismo criollo cuando nos incendiaron el país, en los meses de abril, mayo y junio de 2021; Tampoco “frentió” a Juan Manuel Santos, cuando se le robó las elecciones con el cuento del Hacker; Se escondió por años mientras el país ardía en las llamas de terrorismo comunista por cuenta del proceso nefasto de paz de Santos-Farc-Cuba-Chávez-Maduro; Aparece ahora después de 7 años, apoyando la tal JEP, esperpento al cual los Uribistas Votaron NO en el plebiscito que se robó Santos; Considera ahora Oscar Iván que hay que apoyar el narcotráfico, cultivando marihuana, para que destruya la juventud, la sociedad y siga siendo la gasolina de la criminalidad en Colombia, para el cartel de las Farc, el Eln, Sinaloa y Minga.

Con todos estos desvalores políticos a cuesta de Oscar Iván Zuluaga, creemos que no hace méritos para ser candidato presidencial en estos momentos y menos méritos hace quitándole esa candidatura y esa oportunidad a una persona aclamada por el país y el Uribismo, como lo es María Fernanda Cabal, que si tiene los méritos y los pergaminos para representarnos dignamente en esta candidatura y en la presidencia de la república en el periodo 2022-2026 y que con seguridad, será el muro de contención contra la implementación del comunismo en Colombia, dándole continuidad a las acciones políticas y administrativas que inició el expresidente Álvaro Uribe Vélez en su gobierno 2002 -2010.

HOY CON DOLOR DE PATRIA, sufrimos las consecuencias de lo que podría ser una “Jugadita” en contra de las aspiraciones de una persona, mujer, patriota y valiente, activista del centro democrático, cercenándole la posibilidad a ella y al C.D, de tener presidente de esta colectividad para el próximo periodo presidencial.

HOY TAMBIEN CON DOLOR DE PATRIA, queremos decirle al doctor Oscar Iván Zuluaga, que reflexione y reconsidere a cerca de todo lo ocurrido en ese proceso, su legitimidad como candidato presidencial de los colombianos en representación del centro democrático, de los electores de base y las posibles consecuencias benéficas o perjudiciales de esa candidatura para el Uribismo.  Y, que como consecuencia de su reflexión y del clamor de los electores del C.D. y en bien de la patria, renuncie a esa dignidad, que no le corresponde, porque no hizo méritos para lograrla. Además de lo anterior, porque parece que el escándalo del Hacker lo afecto tanto, que lo veo hasta descontextualizado en la visión política de la Colombia de hoy, al estar a favor de lo que el Uribismo siempre se ha opuesto: La tal JEP, Los acuerdos Habaneros Farc-Santos y el cultivo de marihuana.

Dr. Zuluaga; No se convierta usted en el sepulturero del partido Centro Democrático y del Uribismo en general (José de Arimatea); Su candidatura no es viable, las bases del partido Uribista no se sienten representado en usted y están migrando hacia otros precandidatos (Char y Fico) y si se hace contar en las parlamentarias, puede pasar a la historia como el “José de Arimatea” del C.D., o como Vargas Lleras, con un pobre y vergonzoso resultado electoral en su condición de precandidato. Puede ser para usted más decoroso, dar un paso al costado y Cederle el espacio y el paso a nuestra heroína María Fernanda Cabal, que esa, si nos representa como colombianos, como activista del Uribismo y del Centro Democrático, como sociedad de bien, como protectora de la democracia y de nuestras libertades y como anticomunista.

Finalmente, hay que reconocer que estamos jugando con candela y como que no nos queremos dar cuenta: En primer lugar, se avizora y se aproxima un revés político y electoral para el C.D y no es por cuenta de sus adversarios políticos, sino por el mismo partido y, En Segundo lugar, se ve venir entonces con esta “hecatombe” y en forma simultánea, el ascenso del comunismo, con la ayuda del Uribismo. Doctor Zuluaga, ayúdenos a salir de esta “Encrucijada política”.  ¡Siento dolor de Patria!, al ver tan inminente este peligro y no poder hacer nada para evitarlo. Sólo advertirlo.

Amanecerá y veremos”, porque: “El día de la quema se verá el humo”. ¡Feliz semana!

Quiero Compartir Esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *