JEP
Opinión

La JEP el invento más execrable de la falsa paz

Colombia, país al que su soberanía moral y su dignidad fue subyugado a un proceso de paz del cual sin lugar a dudas, su postulado principal es conceder impunidad a los cabecillas y miembros de las FARC, responsables de cometer crímenes de lesa humanidad a través del invento más infame concebido en la Habana, la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Desde su puesta en funcionamiento, la JEP ha tenido como su principal agenda oculta, transformar la percepción colectiva de la transición de una justicia punitiva para crímenes atroces con condenas justas y reales, a una justicia restaurativa con penas simbólicas que supuestamente están cimentadas en conceptos como reconciliación, verdad, perdón, reparación y no repetición, pero que en su maquiavélica esencia, el objetivo primordial es el beneplácito social y jurídico de la impunidad.

Esta es la razón del frenético afán por mostrar a la JEP como una institución ejemplar, estricta, justa, transparente y magnánima, y así lo han vendido al mundo los expresidentes Juan Manuel Santos y Ernesto Samper, el negociador Humberto de La Calle Lombana, el Senador Iván Cepeda y la Presidenta de la JEP, Patricia Linares entre otros, pero la realidad es otra.

La JEP desde su creación ha sido protagonista de innumerables casos de burocracia y problemas administrativos, despilfarro descontrolado de su presupuesto y contrataciones a dedo, casos de corrupción como el del fiscal Julián Bermeo por “presunto” acto de corrupción, al recibir coimas de agentes infiltrados de la DEA en dos hoteles de Bogotá para favorecer al narcoterrorista Jesús Santrich en marzo de 2019, el proceso judicial contra su exdirectora administrativa Martha Lucía Zamora, que presuntamente favoreció a miembros de la Farc por abandonar los espacios territoriales asignados, declaraciones a puerta cerrada de cabecillas sin testigos y sin sus víctimas, autorizaciones a carta abierta para que guerrilleros salgan del país, la amnistía a la Mata Hari de las FARC y la protección a Jesús Santrich para no ser extraditado y seguido, la orden de su liberación de la cual se aprovechó para fugarse y volver a su vida narcoterrorista.

Esta es su última desfachatez, aceptar al excongresista Musa Besaile por delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho y peculado, asociados estos supuestamente por sus vínculos con grupos de Autodefensas, lo cual le da el beneficio que estos crímenes califiquen como parte del conflicto armado, pero para colmo, también será investigado por entregar dineros a funcionarios de la Corte Suprema de Justicia para archivar el expediente de la parapolítica, de donde salió a la luz el que fue llamado el «Cartel de la Toga», lo cual abre la puerta a todos los implicados para que la JEP seguramente les otorgue la envidiable impunidad de la que están disfrutando hasta hoy las FARC.

¿Este será el primer paso para que la JEP comience disimuladamente a apoderarse del Poder Judicial de Colombia? Sobra recordar que el proceso de paz con el M-19 otorgó a sus miembros participación política y desde su accionar terrorista, su objetivo como el de las FARC, ha sido llegar al poder, hoy con la falsa paz que impuso el expresidente Santos, los dejó aún más blindados, como lo dijo Timochenko, palabras más palabras menos, una corte creada por y para las FARC, esta fue la astucia criminal de las FARC al asegurar impunidad y vida política sin pagar un solo día de cárcel por el holocausto cometido contra el país, entonces me pregunto, ¿estará cerca el día en que este Tribunal tome autonomía fuera de sus jurisdicciones originales y comience una persecución acérrima contra los detractores y enemigos, no solo de las Farc sino del M-19 y la izquierda en general?

Si esto llegase a ocurrir en Colombia le espera un tenebroso futuro, la destrucción del Estado de Derecho es el portal para el reinado de la destrucción progresiva de los derechos humanos y constitucionales, y por consecuencia lógica el exterminio de nuestra democracia, una JEP con súper poderes sería sin exagerar, una cruel inquisición judicial bajo los parámetros de sus padres creadores, los cuales nacieron y han vivido bajo la bajo la doctrina marxista-leninista.

Veo muy lejano y hasta casi imposible este siniestro panorama, pero si llegaran al poder los mal llamados progresistas, que son sin duda pura izquierda radical, la JEP sería la perversa mano derecha de la dictadura socialista que hipotéticamente sometería al país, no pierdo la fe de que exista alguna acción legal o popular para que algún día y ojalá sea pronto, acabemos con la JEP, porque hoy, ésta es la mayor amenaza que tiene nuestra amada Colombia.

#JEPSinvergüenza

Quiero Compartir Esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

11 thoughts on “La JEP el invento más execrable de la falsa paz

  1. Excelente columna, la JEP es la hecatombe de la justicia en Colombia! Definitivamente hay que acabar con esta cueva de Bandidos!
    Un monstruo creado para las FARC que no podremos sostener más…

  2. Los áulicos del Uribismo, ustedes quienes no eran dispuestos a combatir la guerrilla son quienes más atacan el proceso de desarme de las FARC, la JEP fue diseñada para todos los actores del conflicto unos ya desmovilizados otros (Uribe) aún haciéndole daño al pais

  3. Excelente Publicacion , los acuerdos habaneros de jmsc y su blindaje estan descubiertos desde la gran tragedia que sufrieron los socialistas santistas cuando apostaron que el Plebiscito lo ganaria el si y termino ganando el NO . En aquel entonces decidieron PROSTITUIR todas las entidades del estado y los medios de Comunicacion incluyendo directivas y periodistas , de igual manera la compra de un Nobel y la gran traida del papa y la traicion a un pais a nivel mundial …

  4. ESTAMOS DURMIENDO.
    Tiene que ser un compromiso para nosotros y me incluyo , de que manera podemos firmar crear un formato simple , nombre y cedula,
    Y enviarlo a un email.
    HAY QUE que ACTUAR YA.
    Venezuela no creyo , ahora lloran en diferentes partes del mundo los que tienen dinero. Y el publo en la miseria, espejo que ya lo vemos normal.
    HAGAMOSLO YA.
    ES POR NUESTRA COLOMBIA.
    POR NUESTROS NIÑOS EL FUTURO DE COLOMBIA.

  5. Es ingenuo creer que estos sondeos manifiestan la opinión espontánea de la gente. La mayoría de quienes aquí opinan son insultadores a sueldo del Uribismo . Este no es un espacio para el debate cordial , respetuoso y auténtico . Por supuesto la JEP encarna los presupuestos de la auténtica justicia : verdad , reparación y no repetición . La otra justicia es venganza y odio. ! Vean el lenguaje de sus partidarios !

  6. La JEP es tan necesaria pata lograr y mantener la paz que hasta los paracos se están acogiendo a ella.Los amigos de la guerra no deben seguir atacando a tan importante organismo de justicia.Apoyémosla con toda nuestra convicción de que la paz es lo que nos permitieá ser una nación próspera.»No mas violencia»

  7. Lo que hace humano a Jep no es su lengua acerada, su relativa apostura, sus multiples contactos mundanos. Sus amigos le quieren, mas bien, por una extrana sinceridad, por un tranquilo sentido comun en medio del delirio, por el hecho de que siempre vuelve en el una escena primaria. Y cierta indefension de fondo, que le impide abandonar el coraje de cierto descaro en los momentos limite. Hace falta valor para acercarse a un cardenal, el antiguo exorcista que hoy esta obsesionado con el escaparate culinario, y confesarle sus dudas espirituales en medio de un encuentro esperpentico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *