Opinión

Lobos vestidos de ovejas

Por Ana María Abello

Reverenda polvareda política al interior del uribismo levantó un trino que el presidente Álvaro Uribe publicó el martes 21 de julio en su cuenta de Twitter. Les confieso que a mí me tocó leerlo como diez veces antes de entender, una vez más que, cuando nosotros vamos, Uribe ya fue y regresó veinte veces.

El trino fue publicado minutos después de terminada una entrevista radial en la que la flamante segunda vicepresidente del Senado Griselda Lobo, alias Sandra Ramírez, le decía al mundo que las Farc no reclutaron a menores de edad y que, si no habían reparado a las víctimas, era por culpa del Estado. En conclusión, la Senadora Lobo vestida de oveja Ramírez faltó a su compromiso a la verdad que tanto cacareaban los defensores del acuerdo Habanero para justificar la impunidad. Pero tranquilos, la JEP no va a hacer nada al respecto, porque en lo que va corrido de sus casi cuatro años de existencia aun no llama a la Senadora y cuando la llame nada pasará.

Puestos en contexto les transcribo el trino de la discordia:

“No estoy de acuerdo con los textos de La Habana, pero saludo elección como 2ª VicePte del senado, discute con argumentos y es coherente a diferencia de quienes contrastan entre apariencia democrática y vocación Castro-Chavista.
Voté en blanco por disciplina”

Sé que la palabra “saludo” es la primera que les salta a la vista y posiblemente les genera un rechazo que les impide, como les sucedió inclusive a reconocidos dirigentes uribistas, analizar el verdadero sentido del texto. Para eso les pido sosiego y objetividad, puesto que si hay algo en lo que los colombianos de todas las corrientes políticas nos podemos poner de acuerdo es que Uribe fue el mandatario que más golpes les dio a todos los grupos criminales que existieron durante su presidencia.

El odio que despierta Uribe entre los criminales no es gratis, porque tomó decisiones tales como bombardear el campamento de Raúl Reyes en el Ecuador, de donde salieron los computadores que sacaron del closet a los miembros de las Farc-política. Su lucha contra las drogas fue tan efectiva que redujo el número de hectáreas a su mínima expresión. Al final de su mandato el ELN era un fantasma de los libros de historia, las FARC estaban replegadas y sus cabecillas escondidas en Venezuela, y los jefes paramilitares que siguieron delinquiendo después del proceso de desmovilización fueron extraditados hacia los Estados Unidos sin posibilidad alguna de ocupar una curul política.

Lo primero que deja claro Uribe en su trino es que no está de acuerdo con los textos de la Habana… obvio, fue el único líder de su categoría en rechazarlo y emprender una cruzada que resultó en la titánica victoria del No en el Plebiscito. Como el resultado fue desconocido por el gobierno Santos a través de todos los artilugios políticos, jurídicos y monetarios, estamos en la situación en la que una señora, sin bachillerato (según Wikipedia), cuyo único mérito fue el haber sido “la mujer” de Tirofijo, no sólo es Senadora sino miembro de la mesa directiva del Senado de la República.

Las Farc como partido político y como disidencias nunca han ocultado su cercanía ideológica con los regímenes de Cuba y Venezuela, y si algún periodista les pregunta qué desean para Colombia les contestarán que quieren implantar el socialismo mal llevado de esas tierras. En conclusión, las Farc son coherentes, a diferencia de “quienes contrastan entre apariencia democrática y vocación Castro-Chavista”. Es decir, aquellos que pretenden, como lo hizo en su momento Hugo Chávez, llegar a la presidencia de la República con discursos populistas para engañar al electorado e implantar el modelo político de Cuba y Venezuela. Y es este el punto más relevante del mensaje de Twitter: como las Farc no van a acceder al Ejecutivo con candidato propio, pretenderán hacerlo a través de alguno de sus lobos vestidos de ovejas como el exguerrillero del M-19 Gustavo Petro, al que apoyan abiertamente. Mientras tanto, los senadores Iván Cepeda y Antonio Sanguino son los encargados de dirigir la campaña de desprestigio de la Fuerza Pública para convencer al País que su proyecto de reforma es necesario. En esta ocasión tuvieron que retirar el Proyecto de Ley, porque cometieron el error de incluir las firmas de los congresistas de las Farc en el mismo. Mucho cuidado: si el hecho de que los terroristas beneficiados con el Acuerdo de Paz estén en el camino de someter a nuestra Fuerza Pública a sus leyes no es alerta suficiente, nos mereceremos nuestra suerte.

Para concluir les dejo una reflexión: Ante una mala interpretación de un trino, cuyo mensaje central era, que los verdaderos enemigos de la democracia están a la vuelta de la esquina en el 2022, algunos uribistas cayeron en el error de olvidar lo que el presidente Álvaro Uribe ha hecho y sigue haciendo por este país. El hombre que más atentados ha recibido contra su vida fácilmente ha podido tomar la decisión de retirarse de la política para disfrutar de sus nietos. Si hubiese tomado el camino fácil hoy no estaría asumiendo un costo que no está obligado a asumir como el cercamiento político, mediático y judicial. Lo único cierto es que, a pesar de los ataques diarios, el liderazgo de Uribe está lejos de ser débil, y la mejor prueba es que sus adversarios sueñan con su retiro. Por último, les recuerdo que el agradecimiento es una virtud escasa en la política y es precisamente por eso que tiene tanto valor.

Quiero Compartir Esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

One thought on “Lobos vestidos de ovejas

  1. Nuestra democracia aún no convence a estos seudopoliticos como sí los enamora y encamina la Revolución Castrista. El tal chavismo es hijo del castrimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *