Roy Barreras renuncia
Política

Roy Barreras renuncia a la U y anuncia ¿»Revocatoria» a Duque?

El hasta ahora senador del Partido de la U, Roy Barreras, anunció en su cuenta de twitter su renuncia al partido por “diferencias ideológicas irreconciliables”. Además, anunció que iniciará un “proceso de revocatoria” en contra del Presidente Iván Duque. Barreras ingresó al Partido de la U en 2009, luego de ser expulsado de Cambio Radical.

Barreras, quien llegó al congreso inicialmente acudiendo al voto uribista y prometiendo “proteger el legado de Uribe”, más adelante cambiaría de bando para convertirse en uno de los alfiles de Juan Manuel Santos en el Congreso y posteriormente liderar los esfuerzos para concretar el acuerdo de paz con las FARC. En su cuenta de twitter se refirió así sobre su renuncia:

«Después de más de 12 años acompañando las banderas de la construcción de paz, la reivindicación de las víctimas y la solución dialogada a todos los conflictos en la vía de un país más justo bajo el liderazgo de Juan Manuel Santos hoy se ha terminado mi relación con el Partido de la U»

Poco después de su renuncia, Barreras anunció a través de entrevista con el canal Caracol que iniciará un supuesto proceso de revocatoria contra el Presidente Iván Duque, sin embargdo, dicho proceso no está cobijado dentro de las leyes colombianas, que contemplan la revocatoria del mandato solo aplicado a alcaldes y gobernadores, según lo reglamentado por la ley 134 de 1994.

Sobre Barreras pesan múltiples polémicas, dentro de las que destacan diversos escándalos de corrupción en diferentes entidades, una de ellas la ESAP, sobre la cual hay una denuncia por malversación de fondos por $50 mil millones de pesos al momento en que Barreras ejercía control sobre la entidad. Barreras también fue denunciado ante la procuraduría por presuntamente haber tenido injerencia y beneficiarse de contratos de la liquidada Eps Saludcoop. En febrero pasado se conoció que la Fisclía compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue a Roy Barreras y su relación a una posible red de corrupción entorno a los recursos destinados al posconflicto.

Poco después de su renuncia, Barreras publicó una carta en la que se despide del Partido de la U:

“Hoy 15 de octubre de 2020 quiero anunciar mi ruptura definitiva con el Partido de la U, colectividad en la que milité durante 12 años.

Las diferencias ideológicas con quienes hoy son mayoría han generado una fractura irreparable.

Parto hacia la construcción de una fuerza colectiva que recupere los caminos de la paz completa y de una sociedad más justa y equitativa.

Será menester la suma de todas las voluntades dispuestas a ofrecerle a Colombia una alternativa democrática y legítima que derrote un régimen cada vez más autoritario. Es prioritario garantizar el respeto a la vida, la garantía de los derechos y las libertades de todos y todas, la prioridad de la protección del medio ambiente que es la protección de esta tierra, de estas aguas, de estos bosques, que son la casa de todos.

Bajo el liderazgo de Juan Manuel Santos, fundador del Partido Social de Unidad Nacional esta colectividad lideró la construcción de la paz, la reivindicación de las víctimas, la solución dialogada a los conflictos y un talante liberal social demócrata que permitió priorizar la paz, la equidad y la educación como banderas de nuestro gobierno.

El 7 de agosto de 2018 llegó al poder el Partido Centro Democrático que había ejercido una implacable oposición a nuestro gobierno y además prometían ¨hacer trizas la paz¨. No habían transcurrido dos meses del nuevo gobierno cuando en una inexplicable e incoherente decisión, el 5 de septiembre del 2018, hace ya dos años, las mayorías parlamentarias de la U decidieron proclamarse ¨Partido de gobierno¨, acompañando al Centro Democrático en sus propósitos hostiles contra el legado de paz de Juan Manuel Santos. Desde los inicios de este gobierno y desde esa equivocada decisión, sentamos nuestro rechazo a esa determinación de bancada y nos declaramos en la independencia. Pocos meses después en febrero de 2019, el gobierno de Iván Duque anunció las fracasadas objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP que pretendían hacer inoperante el sistema de justicia transicional, corazón jurídico de la paz. Ese ataque directo al eje central del acuerdo del Teatro Colón, significó un punto de no retorno. Dura batalla libramos para lograr hundir esas objeciones. Las mayorías parlamentarias de la U no nos acompañaron. Con el paso de los meses, la radicalización hacia la extrema derecha del gobierno, con la activa participación del Partido de la U, nos hizo endurecer nuestras críticas hasta ejercer una franca oposición.

En uno de los últimos episodios de desencuentro, la bancada parlamentaria de la U decidió sumarse a las mayorías gobiernistas en el propósito de elegir a la entonces ministra de Justicia como Procuradora General de la Nación, sirviendo al propósito de la concentración de poder de un gobierno cada vez menos democrático, y cada vez más arrogante y autoritario.

Mi público desacuerdo y desacato a esa decisión espuria y luego mi convocatoria a un debate de Control Político con vocación de Moción de Censura contra el ministro de Defensa por la crítica situación de seguridad nacional, ha generado fuertes reacciones y presiones en público y en privado de otros miembros del Partido de la U que no comparten mis críticas a este gobierno.

Propuse entonces en carta abierta y pública a la Dirección Nacional del Partido y a la bancada el pasado 22 de septiembre, que en la próxima Asamblea del partido se acordara y se protocolizara la escisión de la colectividad. No hubo respuesta a mi petición y evidentemente las mayorías no otorgarán la libertad a quienes desde la minoría actual queremos ejercer ese derecho contramayoritario. La ausencia de una ley reglamentaria del mecanismo de escisión hace imposible ese derecho.
Todas estas razones y fundamentalmente el abandono de nuestras banderas en defensa de la paz y del legado del fundador del partido, han hecho imposible mi permanencia en la colectividad que presidí y que fue mi casa política durante prácticamente toda mi vida parlamentaria.

Todas las separaciones son dolorosas. Los divorcios son indeseables, pero a veces son inevitables, a mis ex compañeros en lo personal les deseo mucha suerte en sus caminos, aunque auguro que compartirán el destino de este gobierno que desafortunadamente para el país va de mal en peor. Cuenten conmigo; los espero en el futuro, ojalá compartiendo el propósito de construir una paz completa y un país donde quepamos todos y cada colombiano y cada colombiana tengan las oportunidades que se merecen.

A partir de hoy ha terminado mi militancia en el Partido Social de Unidad Naciona”. finalizó Barreras.


Quiero Compartir Esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *